No importa lo que pensemos de Lewis Hamilton fuera de la pista, es imposible no respetar su talento detrás del volante. Actualmente, Hamilton es el segundo piloto de Fórmula Uno más exitoso de todos los tiempos. Sus 67 triunfos y cuatro campeonatos lo ubican detrás de las 91 victorias y siete campeonatos de Michael Schumacher. Con todas esas ganancias, Hamilton ha acumulado una fortuna personal muy importante y gran parte de de ella se usa para comprar autos. Excepto que él no los maneja tanto como podríamos pensar.

Según The Sunday Times, el patrimonio neto de Hamilton es un poco más de $ 207 millones, lo que lo convierte en una de las figuras deportivas más ricas del Reino Unido, justo detrás de David Beckham. En una entrevista reciente con el periódico británico, Hamilton dio algunos detalles sobre su colección de autos personales. Su primer auto fue un Mini Cooper usado, pronto seguido por un Mercedes-Benz C200.

Ambos han sido reemplazados por un par de Shelby Cobras originales, un Shelby GT500 1967, un Ferrari 599 SA Aperta, dos LaFerraris (un cupé rojo y un Aperta blanco), un McLaren P1 y un Pagani Zonda 760 ambos equipados con transmisión manual. En total, Hamilton tiene alrededor de 15 autos repartidos entre sus casas en Mónaco y Los Ángeles. Como era de esperar, tiene un Mercedes-AMG Project One (un automóvil que comparte más que un poco con su F1 W09 EQ Power + race car).

Hamilton tiene algunas algunas críticas controversiales hacia algunos de los autos de su colección personal. “El Zonda es terrible para conducir”, dijo. “Es el auto con mejor sonido que poseo, pero en lo que respecta al manejo es lo peor. Lo recibí con transmisión manual porque no me gustaba la versión tiptronic. El Tiptronic Pagani ofrecido, era peor que el que tenía el Smart Roadster“. También dice que su Shelby Mustang es un “coche hermoso, pero es una chatarra”.

Para mantener las millas bajas (y las valuaciones altas), Lewis Hamilton aparentemente tiene una grúa en Los Ángeles. Cuando termina de conducir uno de sus Ferraris, lo remolcarán de regreso a su casa. Los autos clásicos se están convirtiendo en una inversión sólida y seria, y Hamilton no quiere desperdiciar su riqueza como otros atletas. Dicho esto, hay un par de autos más que le encantarían a Hamilton, incluyendo un Mercedes-Benz 300 SL (el que tiene las puertas de ala de gaviota) y un Ferrari 250GT California Spyder (el de “Ferris Bueller’s Day Off”).

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *