‘El futuro de la movilidad: mover mercancías, mover cargas, mover personas, ese futuro está sucediendo hoy’

Boeing indicó el miércoles, que su prototipo de auto volador se elevó brevemente en el aire durante un vuelo de prueba inaugural, un paso pequeño pero significativo, ya que el fabricante de aviones más grande del mundo promueve la revolución en el transporte urbano y los servicios de entrega de paquetes.

Boeing está compitiendo con su archirrival Airbus SE y contra muchas otras empresas para introducir pequeños vehículos autónomos, capaces de despegar y aterrizar verticalmente.

Las inversiones, impulsadas por los saltos en la tecnología autónoma y la frustrante congestión vial global, podrían cambiar la cara de la industria aeroespacial en la próxima década.

El avión de 30 pies de largo de Boeing (parte helicóptero, parte avión no tripulado y parte de ala fija) se elevó a unos pocos metros del suelo y realizó un aterrizaje suave después de estar en vuelo por un poco menos de un minuto el martes en un aeropuerto en Manassas, Virginia. Boeing dijo.

“Así es como se ve la revolución y se debe a la autonomía”, dijo John Langford, presidente y director ejecutivo de Aurora Flight Sciences, filial de Boeing, en un comunicado de prensa que anunciaba el vuelo de prueba.

Los principales obstáculos para la visión de Boeing sobre la movilidad de “bajo estrés”, que por cierto así lo mercadea Boeing, incluyen la resolución de numerosos problemas críticos de seguridad y reglamentarios, para combinar el tráfico tradicional de las carreteras con flotas de automóviles voladores.

Boeing está trabajando con la startup SparkCognition Inc y la Administración Federal de Aviación de los EE. UU. Para desarrollar un sistema de gestión de tráfico para autopistas tridimensionales, así como el marco regulatorio que permitirá que oleadas de vehículos autónomos se muevan de manera segura alrededor de los edificios, dijo la compañía.

Boeing compró Aurora Flight Sciences, con sede en Manassas, el año pasado para acelerar el desarrollo de una flota de vehículos aéreos autónomos. Con Aurora, Boeing también está trabajando en el servicio UberAIR de Uber Technologies Inc. para los vuelos planeados a estar disponibles en el 2023 y que sean solicitados a través de smartphones.

Boeing está buscando alcanzar un rango de 80 kilómetros con dos variantes de autos voladores capaces de transportar dos y cuatro pasajeros cada uno. Las pruebas están previstas para este año en una versión de transporte de paquetes que puede levantar hasta 226.8 kg.

Los competidores van desde Airbus, que dice que ya ha realizado numerosos vuelos de prueba de vehículos voladores, a Volocopter, que ha probado taxis con aviones no tripulados que se asemejan a un pequeño helicóptero con 18 rotores, y AeroMobil, con un concepto tipo limusina que se puede convertir en un vehículo de ala fija.

Vertical Aerospace, que completó una prueba de vuelo el año pasado, pretende ofrecer vuelos cortos entre ciudades en los próximos años con un avión pilotado capaz de transportar múltiples pasajeros.

“El futuro de la movilidad – mover mercancías, mover cargas, mover personas – ese futuro está sucediendo ahora, y se acelerará en los próximos cinco años y se extenderá aún más allá de eso”, indico Dennis Muilenburg, presidente y consejero delegado de Boeing, en un panel del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el miércoles.

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *