De los 1.000 encuestados, el 32% de las personas limpia su auto una vez al año.

Se ha sabido relativamente que hay caca en casi todas las superficies comunes. Los controles remotos de televisión, teléfonos celulares, manijas de puertas, botones de microondas, cordones de zapatos, toneladas de cosas que son parte de la vida diaria son mucho más asquerosas de lo que uno podría imaginar. Pero un estudio reciente detalla que algunas cosas son significativamente más sucias que otras, incluido nuestro querido volante.

Un sitio web propiedad de un grupo de Expedia llamado CarRentals.com recientemente publicó un estudio sobre gérmenes y su impacto en los automóviles. Tomado en cuenta de Jalopnik, el informe encuestó a 1.000 personas sobre sus hábitos de limpieza de automóviles, como la frecuencia con la que aspiran el interior del auto y lo desinfectan. CarRentals descubrió que el 32 por ciento de las personas limpiaban sus autos solo una vez al año, mientras que el 12 por ciento no lo limpia en absoluto.

Desde un punto de vista científico, este es un tema importante, ya que los autos tienen numerosos puntos de contacto y sirven como comedor para muchas personas. Las manijas, las palancas de cambio, los botones y los cinturones de seguridad son focos frecuentes de gérmenes. El estudio dice que más de 700 variedades diferentes de gérmenes que podrían estar viviendo en un automóvil promedio en cualquier momento, y el 20 por ciento de las personas comen en sus automóviles. Mmm, sabroso.

El lugar más sucio es obvio, ya que es la parte más utilizada del automóvil. Según se informa, el volante tiene 629 unidades formadoras de colonias (UFC), lo cual es seis veces más sucia que la pantalla del teléfono celular promedio, cuatro veces más sucia que un baño público, y dos veces más sucia que los botones de un elevador público. Para comparar, los portavasos tienen un promedio de 506 de UFC, los cinturones de seguridad tienen 403 UFC y las manijas interiores de las puertas tienen 256 UFC.

La publicación se extiende más allá del auto, también discute la atrocidad bacteriana que son las gasolineras. Según sus hallazgos, los botones de la maquina expendedora promedian 2.6 millones de UFC, mientras que la manija de la “pistola” expendedora de combustible puede tener 2 millones de UFC.

Si bien los hallazgos pueden sonar atemorizantes o asquerosos en su valor nominal, la realidad es que todo lo que la gente toca es sucio de una manera u otra. Claro, los limpiadores y desinfectantes se pueden usar para eliminar parcialmente estos “peligros”, pero los gérmenes siempre serán una amenaza.

 

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *