Una serie de cinco suicidios de taxistas de Nueva York en cinco meses tiene a los abogados de Uber y Lyft preocupados por el impacto que esto pueda acarrear, así como por los préstamos tomados por los taxistas que han tomado para comprar los permisos de taxi.

El fin de semana pasada, amigos y familiares lloraron a Yu Mein Chow después de que su cuerpo fuese encontrado flotando en el East River. Se cree que saltó a la muerte después de no poder pagar el préstamo de $ 700,000 que sacó en 2011 para pagar su permiso de taxi

La pérdida de valor de las licencias y la predominancia de Uber, dos de los factores

La industria del taxi en la ciudad de Nueva York ha mutado dramáticamente por la afluencia de alrededor de 70,000 automóviles de Uber y Lyft en los últimos seis años. La competencia ha obligado a algunos taxistas, la mayoría inmigrantes, a trabajar turnos de 12 a 15 horas mientras ven cómo se desploman sus salarios. Otro conductor se pegó un tiro el 5 de febrero a las afueras del City Hall después de escribir una publicación en Facebook que culpó a los políticos por los problemas de la industria.

Chow, cuya esposa ha estado luchando contra el cáncer de colon Etapa 4, sacó una hipoteca de $ 700,000 con Melrose Credit Union en el 2011 e inicialmente incluyó solo el permiso de taxi como garantía, según documentos vistos por The New York Post.

Sin embargo, cinco años más tarde refinanció la deuda y colocó todo lo que tenía como garantía, incluida su casa.

“Es más estricto que cualquier cosa que hayamos visto”, dijo Bhairavi Desai, directora ejecutiva de la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York. “No están negociando tasas de interés más bajas y ahora están exigiendo que los propietarios pongan sus bienes personales como sus viviendas como garantía. Esto está arruinando la vida de los conductores “.

Antes de quitarse la vida, Chow ya no podía pagar la educación universitaria de su hija ni las facturas médicas de su esposa.

La credit union, que fue asumida por el gobierno el año pasado debido a prácticas “inseguras y poco sólidas”, también financió el préstamo de Nicanor Ochisor, un taxista que se ahorcó en marzo por problemas financieros a la que le atribuye la culpa a Uber y Lyft.

Con respecto a la muerte de Chow, un vocero de Uber le dijo a Fox News: “Estamos profundamente tristes y nuestros pensamientos están con su familia”.

“Estas son pérdidas trágicas y nuestros corazones están con la familia y amigos afectados”, dijo un vocero de Lyft a Fox News.

Los permisos de taxis, que una vez se vendieron por más de $ 1 millón de dólares, ahora pueden adquirirse por tan solo $ 175,000, según datos de la Comisión de Taxis y Limusinas.

El Concejo de la Ciudad de Nueva York está considerando varios proyectos de ley que frenarían la expansión de los servicios de transporte compartido, mediante el cobro de tarifas anuales a los conductores, limitando la cantidad de aplicaciones que una persona puede manejar o limitando la cantidad de autos que cada compañía puede tener en operación.

Un familiar estableció un GoFundMe para cubrir los costos de las facturas médicas de la viuda de Chow.

“Es una tragedia”, dijo el taxista Bigu Haider, de 53 años, “Esto nunca había sucedido antes”.

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *