Conducir un Pace car puede ser estresante. Tienes que guiar exitosamente un montón de autos realmente rápidos alrededor de una pista de carreras al volante de tu propio auto, que también es bastante rápido. Cualquier cantidad de cosas pueden salir mal, pero por lo general no sucede nada. Claro, a menos que seas el jefe de desarrollo de productos de General Motors, Mark Reuss.

Reuss estaba al volante del Corvette ZR1 2019, guiando a los autos por el camino de Belle Isle antes de la segunda ronda del Gran Premio de Detroit el domingo. No es su primera vez; ha estado manejando el Pace car para el GP de Detroit por años.

Pero ayer, perdió el control y fué a dar directo contra la pared. Ouch!

Está bien, Mark. Te entendemos. Belle Isle es un infierno de pista. Ha tomado muchas víctimas a lo largo de los años, y sinceramente, sorprende que algo como esto no haya sucedido anteriormente.

Reuss está totalmente bien, pero no conducirá el Pace Car en el próximo inicio de la carrera (Oriol Servia se hará cargo). Lo que no podemos asegurar que esté bien es su orgullo.

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *