Solo te costará $ 1.2 millones

El Mercedes-Benz G-Class estándar ya de por si se siente casi indestructible. Desde el peso de las puertas hasta el firme andar, todo se siente como si hubiera sido tallado en una pieza sólida de acero. Aún así, no estamos muy seguros de que pueda detener las balas. Ahí es donde entran en juego los proveedores de seguridad financiera, como los canadienses  Inkas, con su G63 blindado y estirado de 1,2 millones de dólares. Suponemos que una G-Class o S-Class con armadura normal no era lo suficientemente amplia.

Este G-Wagen figura como una limusina en el sitio web de Inkas. Su distancia entre ejes de 172.2 pulgadas es 60 pulgadas más larga que un G63 estándar. Su armadura puede soportar balas de 7.62 mm o la explosión de una granada. Según el video, por lo que se ve en el video, pareciera que tiene luces rojas y azules instaladas en el exterior también. La distancia entre ejes podría ser perjudicial para el ángulo de quiebre del G-Wagen, pero aún así es capaz de escapar tanto en carretera como fuera de ella gracias a su distancia al suelo, el sistema de tracción en las cuatro ruedas y ese maravilloso V8 biturbo de 5.5 litros. Estamos seguros de que necesita esa potencia para mover un SUV que probablemente tenga el peso en masa de una estrella moribunda.

Al igual que con la mayoría de estos vehículos blindados de alta gama, las mejoras van mucho más allá de solo un poco de galvanoplastia y vidrio balístico adicional. El interior se asemeja a un pequeño teatro de alta gama gracias a su televisor 4K Ultra HD y Apple TV. Los asientos reclinables están equipados con Alcantara, y la barra debajo del televisor cuenta con un refrigerador. Las luces del techo interior son ajustables y están destinadas a simular la luz solar real. Los clientes también pueden optar por cosas como un sistema de audio personalizado.

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *