Los próximos 30 años podrán tener algunos cambios radicales.

Estamos viendo muchos cambios en la industria automotriz, sobretodo con el auge de los vehículos eléctricos, las características de conducción autónoma y la cada vez mayor conectividad, tanto que el mundo del automóvil probablemente se verá muy diferente dentro de 30 años. Pero ¿qué pasa en el automovilismo deportivo? Bueno, McLaren también espera algunos cambios bastante radicales, y reunió una visión elaborada de cómo se verá la Fórmula Uno, en el 2050.

Los autos de carrera seguirán teniendo ruedas al descubierto con una aerodinámica activa elaborada. La empresa describe que las vainas laterales podrán retraerse a altas velocidades de hasta 500 kph, y luego pueden expandirse para un arrastre adicional al frenar y en las curvas. La fuerza descendente provendrá mas de difusores y diseños del tren de rodaje, que de alerones externos. Los autos serán completamente eléctricos, y la carga provendrá de bobinas de inducción colocadas en el suelo con bobinas receptoras en la ruedas y neumáticos de “compuestos auto-reparables”. McLaren espera que los autos se recarguen del 10 al 50 por ciento de la capacidad de la batería, en 10 a 30 segundos. Las paradas en boxes tradicionales pueden dar lugar a la carga de carriles o zonas que proporcionan diferentes cantidades de energía en función de su velocidad, lo que agregará más estrategia.

Con los autos más rápidos, McLaren sugiere que los diseños de las pistas podrían ser re diseñadas. Incluirían bancos más inclinados en las esquinas para mantener la velocidad, permitir giros aún más cerrados y expandir las pistas para velocidades más altas. Los circuitos callejeros podrían incluso expandirse para abarcar ciudades enteras, con más posibilidades de ver los autos y tener circuitos más interesantes.

El piloto también tendrá una tecnología impresionante a la mano. Para combatir las altas velocidades y las fuerzas G, especialmente en ciertos giros y acelerones, los conductores necesitarán trajes estilo piloto de combate con dispositivos que eviten el desmayo del piloto sometido a fuerzas G extremas. Un sistema de inteligencia artificial estará a bordo para ayudar a desarrollar la estrategia de carrera y hacer ajustes a la estrategia y al automóvil para acomodar las emociones cambiantes del conductor. Esta tecnología deberá contar con el respaldo de los conductores que trabajan en el entrenamiento de fuerza y ​​los compañeros de tripulación que compiten en las pistas virtualmente para desarrollar estrategias y líneas de carrera que se puedan usar.

Es una visión algo extrema del futuro. Y es fácil pensar que es pura fantasía. Pero mucho de esto podrá pasar en 30 años. A partir de ahora, compara los autos de hoy en comparación con los de 1989. Sin duda, estaremos encantados de ver qué sucede y cuán precisa es la visión de McLaren.

Abelardo Kasrim on FacebookAbelardo Kasrim on Twitter
Abelardo Kasrim
Abelardo Kasrim
Editor en Jefe
Abelardo Kasrim es Editor en Jefe en Automocion.co Habla directamente con el por Twitter en @abelardokasrim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *