'El futuro de la movilidad: mover mercancías, mover cargas, mover personas, ese futuro está sucediendo hoy' Boeing indicó el miércoles, que su prototipo de auto volador se elevó brevemente en el aire durante un vuelo de prueba inaugural, un paso pequeño pero significativo, ya que el fabricante de aviones más grande del mundo promueve la revolución en el transporte urbano y los servicios de entrega de paquetes. Boeing está compitiendo con su archirrival Airbus SE y contra muchas otras empresas para introducir pequeños vehículos autónomos, capaces de despegar y aterrizar verticalmente. https://www.youtube.com/embed/FpaYoF12Rnk Las inversiones, impulsadas por los saltos en la tecnología autónoma y la frustrante congestión vial global, podrían cambiar la cara de la industria aeroespacial en la próxima década. El avión de 30 pies de largo de Boeing (parte helicóptero, parte avión no tripulado y parte de ala fija) se elevó a unos pocos metros del suelo y realizó un aterrizaje suave después de estar en vuelo por un poco menos de un minuto el martes en un aeropuerto en Manassas, Virginia. Boeing dijo. "Así es como se ve la revolución y se debe a la autonomía", dijo John Langford, presidente y director ejecutivo de Aurora Flight Sciences, filial de Boeing, en un comunicado de prensa que anunciaba el vuelo de prueba. Los principales obstáculos para la visión de Boeing sobre la movilidad de "bajo estrés", que por cierto así lo mercadea Boeing, incluyen la resolución de numerosos problemas críticos de seguridad y reglamentarios, para combinar el tráfico tradicional de las carreteras con flotas de automóviles…

El equipo de ACCEL quiere superar los 482 kilómetros por hora en el 2020 En 1931, Rolls-Royce ayudó a Gran Bretaña a reclamar el Schneider Trophy, otorgado al avión de carreras Supermarine S.6B, luego de establecer un récord de velocidad de 552 kilómetros por hora. Por supuesto, hoy en día esa velocidad no es particularmente impresionante. Lo que sería un hito, sin embargo, es alcanzar esa velocidad con un avión propulsado por electricidad. Y eso es exactamente lo que Rolls-Royce planea hacer como parte de su programa ACCEL (Acelerando la Electrificación del Vuelo) por sus siglas en inglés, que está parcialmente financiado por el gobierno de los EE. UU. El récord actual para un avión eléctrico es de 337 kph, establecido en el 2017 por la empresa alemana de ingeniería Siemens. Rolls-Royce espera superar la marca de 552 kph que se estableció en 1931 con el Supermarine. "Este avión será impulsado por un sistema eléctrico de última generación y la batería más potente jamás construida para el vuelo", dice Matheu Parr, gerente de proyectos de ACCEL para Rolls-Royce. El paquete de baterías del avión se fabricará a partir de 6.000 celdas de iones de litio, y será la unidad con mayor densidad de energía jamás ensamblada para un avión. No solo proporcionará la potencia para superar las 482 kilómetros por hora, sino que una sola carga permitirá que el avión viaje hasta 322 kilómetros, suficiente para llegar de Londres a París. Tres motores eléctricos de 750 voltios de YASA con una potencia de más de 500…